Me niego….

La simple imagen de la luz llena mi único ojo abierto. ¿Cómo llegue hasta acá? No recuerdo muy bien; el hecho es que todo se empieza a obscurecer. Hace frio. El reloj se detiene un segundo mas cada segundo. Poco a poco empiezo a sentir el vacio de mi interior cegado por el nudo asfixiante de la posible recuperación. Esta fría tarde invernal me lleva a la orilla de la existencia. Me voy quedando sin palabras, sin ideas, sin sueños. La única imagen que tengo es esa pared blanca con tintes sólidos de luz que llegan de visita por mi ventana. Observo de repente el desgaste de la inquietud. Aun puedo escuchar las gotas que caen poco a poco en el suelo frio de mármol que esta debajo de mi sin querer hacer nada.
La nada, nada es y nada provoca, entonces, debo de estar a punto de finalizar este devenir; sin más. Así. Caprichoso y pulverizante. Ah! Mira nada mas! Ahí esta uno de ellos. Por fin salió. Dejo de golpetearme la cabeza. Ríe sin parar, pero no lo escucho; desearía que se fuera y me dejara seguir escuchando a lo lejos ese golpeteo de gotas que caen. Solo se me acerca y como que me quiere decir algo. Empiezo a escucharlo cada vez mas cerca y mas cerca; mi oído se agudiza un poco y escucho: …. Eres mío!
Espera! Eso es imposible. No soy de nadie! Ni de la vida. Soy yo, soy de mi, por lo tanto estoy aquí y asi te deje salir! Nunca escucharas una palabra de lamentación, un sollozo. La simple idea que me trajo aquí es mi oportunidad de demostrarte a ti, que no pertenezco a este mundo, ni a ningún otro; me voy por que quiero buscar donde habitan los sueños que se pierden al momento de despertar; encontrar los corazones que fueron extraídos de los pechos solitarios; el lugar donde se encuentran las ideas cultivadas sin cosechar; las lagrimas que nunca tocaron tierra. Por eso no soy de nadie porque tengo que ir a encontrarme con eso; con eso que nadie quiere buscar y que yo, tengo que rencontarme con mis hechos perdidos en el tiempo. Deja de mirarme fijamente por que eso no te el derecho a solicitar mi alma que ponto saldrá de este lugar.
Así que me niego.. deja correr a esta alma que quizás este vagando por la inmensidad del tiempo. Deja correr el caudal de sangre que he provocado y aléjate que no beberás de mi una gota mas de mis deseos!
Aléjate que pronto, muy pronto… me…. veras… partir…….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s