Tu alma es nuestra.

image

Cuatro de la mañana.
Sed intensa.
Sudor frío.
Nuevamente me desperté de ese malévolo sueño. Un sueño donde las paredes de mi habitación se convierten en carne al rojo vivo, la puerta es de metal oxidado, mi cama es un horno en llamas. A veces las risas macabras de esos demonios me asustan tanto que no puedo moverme,  me paraliza el miedo,  mis extremidades no responden.
¿Qué podría haber causado ese sueño repetitivo? Una mirada a la antesala del infierno me llama la atención poderosamente por lo que he tenido que tocar la puerta de esa antesala. Pero ¿por que ahora se me permite la entrada? ¿Por que en este momento siento un vacío? Nada. Quizás mi investigación me lleva al inicio de lo maligno, de lo impuro.
Cuatro quince de la mañana. Este zumbido en mis oídos esta causando una pequeña jaqueca,  penetrante.  Creo estoy perdiendo el oído. Mi habitación esta tan obscura y silenciosa que no llego a escuchar ni siquiera los sonidos exteriores. Me tengo que levantar de la cama para prender la luz.  Que raro! No encuentro el apagador. No Importa. Trataré de conciliar el sueño.
Este zumbido.
Me tranquilizaré pensando en qué debo hacer para que éste sueño se detenga. Quizás pensar en cosas como paisajes, playas,  bosques. Lo extraño es que tengo pocos recuerdos de eso. Pocas veces salia. Las sesiones que practicaba eran más interesantes. Evitar el exterior. La tabla me llama poderosamente y tengo que seguir,  tengo que descubrir a donde he llegado. “SI” y “NO” están vacíos para mi. Requiero respuestas y las quiero ya. ¿Dónde se encuentran esas voces que están diciendo mi nombre una y otra vez? ¿Quienes son esos seres?  Los escucho más cerca ahora. Esa risa perversa,  maliciosa.  Muero de miedo.
No. No puedo paralizarme. Debo tener esa respuesta. Quizás una de estas risas me diga quienes són.
Oigan. ¿Me escuchan?
Si.
Eehhh  ¿Quien eres?
Soy quien quieres que sea. Soy el que es.
Pero ¿por que sabes quien soy?
Te has entregado a nosotros. Somos los que estamos adentro.
Yo no me he entrado ¡tu llegaste!
(risas)
Vamos. ¿Como sabes quien soy?
Lo sabemos todo. Lo eres todo para nosotros.  Eres nuestra fuerza, nuestro alimento.
Yo no alimento nada.
(risas)

Estoy paralizado.  No puedo moverme. Mi cuerpo está pesado.

No te moverás. No te lo permito
Que quieres?
(risas)  estaremos contigo hasta el fin de tus días.  Estaremos en tu pesadillas. Estaremos alimetandonos (risas)

No! “padre nuestro que estas…”
(risas)  el no te escucha. Te ha abandonado. Te ha dejado y ahora eres mio.

“…perdona Nuestras ofensas… “
Deja de llorar.  Eres igual a todos los hombres.  No tienen la Fuerza.  No tienen la fe suficiente.  Sus almas son corruptibles

“Ave María llena eres… “
(risas)  eres un alma perdida.  Tu consuelo no llegará. Al Final  tu mente es nuestro refugio. Tu corazón es nuestro.

… No puedo respirar…

(risas) TU ALMA ES NUESTRA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s